¿Cómo funcionan las placas solares Fotovoltaicas?

¿Cómo funcionan las placas solares Fotovoltaicas?

En este post realizaremos una introducción a la energía solar fotovoltaica como tecnología crucial en el sector de climatización doméstico y su aplicación directa en combinación con la aerotermia que garantiza una solución eficiente con el medio ambiente, ideal para satisfacer las demandas energéticas del hogar.

Los edificios de viviendas son uno de los principales responsables de las emisiones de CO2 y del consumo de energía dentro de la Unión Europea. Debido al cada vez mayor porcentaje de población que vive y vivirá en el futuro en nuestras ciudades, sumado a los objetivos de descarbonización y reducción de emisiones de CO2 de la Unión Europea, hacer frente a las demandas energéticas de estos edificios es uno de los principales desafíos ambientales a abordar en los próximos años.

¿Qué son las Placas Fotovoltaicas?

Las placas solares o paneles fotovoltaicos, son dispositivos cuya tecnología permite convertir la energía del sol en energía eléctrica.

Este tipo de energía solar es 100% renovable y nos permitirá consumir energía de forma totalmente gratuita.

Una placa fotovoltaica se compone de varias celdas, denominadas células solares, en las cuales incide la luz del sol para producir la electricidad. Están fabricadas con silicio (14 electrones; monocristalino y/o policristalino), así como con arseniuro de galio, teniendo en cuenta el carácter semiconductor de cada uno de estos elementos.

¿Cómo funcionan las placas solares?

Cada célula solar presentes en las placas, proporciona carga negativa a través de la capa de silicio y fósforo de la que se compone, así como carga positiva de su capa de boro.

Este proceso origina dos tipos de carga en las células, lo cual consigue producir una carga eléctrica, al darse dos cargas opuestas.
Puesto que una placa fotovoltaica se compone de un material semiconductor con abundancia de electrones de carga negativa, y otro con carga positiva al que le faltan electrones y absorben los fotones al exponerse a la luz solar, se produce una corriente eléctrica que posibilita que los electrones que sobran se muevan de su órbita atómica, siendo lanzados al campo eléctrico que producen los paneles solares.

De este modo, las células solares trabajan en conjunto para generar corriente eléctrica direccional que se puede aprovechar gracias a la radiación del sol.

¿Qué tipos de placa fotovoltaica existen?

    • PANELES SOLARES MONOCRISTALINOS: Compuesta por un solo cristal de silicio. Tienen un rendimiento aproximado de un 18% debido a una pureza menor en cuanto al material de construcción. A pesar de tener un rendimiento menor que los paneles monocristalinos, las pérdidas cuando trabajan a altas temperaturas son menores.

     

    • PANELES SOLARES POLICRISTALINOS: Compuesta por partículas cristalizadas pequeñas, con defectos en sus bordes. Tienen un rendimiento aproximado de un 18% debido a una pureza menor en cuanto al material de construcción. A pesar de tener un rendimiento menor que los paneles monocristalinos, las pérdidas cuando trabajan a altas temperaturas son menores.

     

    • PANELES SOLARES AMORFOS: Compuesta por silicio aún sin cristalizar. Tienen la mitad de rendimiento que un panel monocristalino, y su rendimiento empeora más rápidamente con el paso de los años. No se recomiendan para viviendas o grandes instalaciones.

¿En qué tipo de viviendas se instalan?

Al principio, la tecnología fotovoltaica se aplicó para electrificar viviendas aisladas. Sin embargo, no ha sido hasta su aplicación de instalaciones conectadas a la red que ha permitido el crecimiento exponencial de la capacidad de fabricación y de la potencia instalada.

Las placas fotovoltaicas se están convirtiendo en un elemento cada vez más demandado. La creciente concienciación por el medio ambiente y por un uso eficiente de la energía ha disparado su volumen de ventas y de producción estos últimos años.

Normativa de autoconsumo eléctrico

El Real Decreto 244/2019 establece las nuevas condiciones técnicas, administrativas y económicas de las diferentes modalidades de autoconsumo, dando un importante impulso al desarrollo de esta tecnología en España.

Esta nueva normativa, simplifica considerablemente los trámites administrativos para legalizar instalaciones de autoconsumo, especialmente para instalaciones de hasta 15 kWp. Además, se eliminan ciertas trabas técnicas existentes anteriormente, como la obligatoriedad de instalar un segundo contador o el no poder instalar más potencia que la potencia eléctrica contratada. A nivel económico, se elimina el “impuesto al Sol”, se ofrece como novedad, un mecanismo opcional de compensación horaria mensual de excedentes para instalaciones de hasta 100 kWp y se regula el autoconsumo colectivo, donde varios consumidores comparten una instalación de generación.

Todo esto, abre un nuevo escenario, donde el autoconsumo eléctrico es mucho más rentable económicamente y más sencillo de instalar tanto a nivel técnico como administrativo.

Recuerda que en Daunis S.A. te ofrecemos facilidades tanto a nivel financiero como a nivel de realizar una óptima instalación gracias a nuestra oficina técnica.

Publicado el Categorías Instaladores, Energías renovables, Climatización, Aerotermia
Utilizamos cookies para personalizar tu experiencia. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información.