6 claves imprescindibles para que el compresor de aire no pare tu producción

Por nuestra experiencia en proyectos de instalación y mantenimiento de compresores, hemos podido observar ciertas situaciones donde toda una línea de producción se detiene.

Es imprescindible que nuestro compresor tenga un buen mantenimiento.
En este post vamos a contarte las claves que debes tener en cuenta para alargar la vida de tus equipos.

Las 6 claves para el mantenimiento del aire comprimido

¿Quién se arriesgaría a sufrir una avería en su compresor y a parar la producción de su empresa por una falta de mantenimiento? Nadie… pero sigue sucediendo.

Obviamente, el ahorro al no realizar un buen mantenimiento de la sala de compresores a corto plazo, puede provocar pérdidas económicas importantes en un día crítico. Y por tanto, será nuestra responsabilidad garantizar el buen funcionamiento de los equipos.

Veamos los 6 criterios para valorar un buen servicio técnico:

Fiabilidad.
Lo más importante es realizar un mantenimiento preventivo para que la producción no pare y dar una respuesta inmediata ante posibles averías.
Lo mejor es atender en el mantenimiento piezas sensibles del compresor de aire como: el radiador, filtros, separador de aceite, rodamientos del airend o correas.
En la sala se debe mantener a los equipos auxiliares como: los secadores frigoríficos, filtros de línea, purgas, separadores de condensados y depósitos acumuladores.
Además de disponer de un servicio 24h, equipos de reserva o alquiler y una atención telefónica eficaz.

Garantía.
Atender las exigencias de los fabricantes en cuanto al mantenimiento. El uso de consumibles o aceites de calidad es fundamental.
Hay que prestar especial atención a las ampliaciones de garantías que nos ofrecen o los check list de comprobaciones, entre otros.

Evitar el falso ahorro.
Es aconsejable no alargar la duración de los consumibles ni espaciar las intervenciones y usar siempre recambios oficiales.
Mantener una vida útil del aire comprimido es fundamental.

 

 

Visión global.
La supervisión y el mantenimiento ha de ser conjunto. Todos los elementos que componen nuestros equipos están relacionados entre sí. Los compresores, filtros, secadores, purgas, separadores de condensados y depósitos,… todo trabaja conjuntamente.
Tener un contrato integral nos permite tener esta visión global de toda la sala de compresores.

Mejoras.
El conocimiento de los técnicos con nuestros equipos de aire comprimido hace que podamos aportar mejoras considerables.
La proximidad y la implicación son elementos fundamentales para conocer nuestras necesidades.

Flexibilidad.
Debemos adaptar el mantenimiento a las cargas de trabajo de la fábrica. Las necesidades evolucionan y la antigüedad de la maquinaria puede afectarnos en cuanto a la calidad.
En Daunis ofrecemos soluciones a profesionales desde hace más de 35 años.

 

 

En Daunis, como expertos en aire comprimido, ofrecemos un asesoramiento especializado con soluciones y servicios integrales. Si tienes dudas ponte en contacto con nuestro Servicio Técnico Industrial.

 


 

Publicado el Categorías Aire comprimido y Compresores, Industria
Utilizamos cookies para personalizar tu experiencia. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información.