Cómo soportar maquinaria e instalaciones en una cubierta

En este post te presentamos algunas de las soluciones de soportación más adecuadas para instalaciones en cubierta. Un factor a tener siempre en cuenta.

¿Te encuentras ante un proyecto en el que tienes que instalar equipos y maquinaria pesada en la cubierta de un edificio?

Las posibilidades son infinitas, pero si tienes las herramientas y los conocimientos idóneos puedes afrontar este tipo de instalación con la mayor eficacia y sin problemas.


La cubierta de cualquier tipo de construcción o edificio es cada vez de mayor importancia. Su aprovechamiento es de gran utilidad y se ubican en ella, por ejemplo, los equipos de climatización, la aerotermia o los recuperadores de calor, pero se necesita una buena instalación para que el funcionamiento sea el adecuado. Además de mantener la membrana del techo intacta.

Tipos de construcción en cubierta

Antes de presentar y recomendar cualquier tipo de solución, debes tener claro qué es lo que necesitas instalar para que el proyecto siga adelante y sin sorpresas.

Hay muchos elementos que deben aparecer y debes tener en cuenta en el diseño de una cubierta. Conocer el sistema estructural es vital para que tu instalación tenga éxito.

Vamos a presentar los distintos tipos de construcción para soportación con los que cuentas para tu instalación:

  • Carriles Strut.
    Se trata de unos carriles o guías montables para la soportación de cualquier tipo de estructura pesada y de grandes volúmenes. Es importante conocer las cargas que se van a soportar.
  • Pasos y pasarelas.
    Niveles, cambios de techo y alturas, escaleras, la disposición de la maquinaria y los equipos, las zonas de servicio,… Contar con una estructura de paso con pasarelas y escaleras nos facilita la movilidad y la distribución de los pesos en el espacio.
  • Racks.
    Se trata de unos estantes metálicos con los que elevamos los equipos a instalar.
  • Instalación de conductos.
    Mediante estructuras que mantengan la integridad de la tela asfáltica sin proporcionar pesos adicionales.
  • Placas solares.
    Las dimensiones de estas estructuras hacen que la instalación deba ser personalizada en la mayoría de los casos.

Para saber cuáles son las mejores soluciones para la soportación de maquinaria e instalaciones de cubiertas, techos y azoteas, debes tener en cuenta los elementos que forman su estructura:

  • Las correas.
    Son los perfiles que forman el entramado sobre el que se fija la cubierta.
  • Vigas portantes.
    Transmiten a los elementos de apoyo todas las cargas procedentes de la cubierta.
  • Pilares estructurales.
    Son los responsables de soportar y transmitir hasta la cimentación las acciones provenientes de la cubierta.
  • Pilares de cierre.
    Soportan y transmiten a la cimentación las acciones originadas por la actuación del viento.
  • Anclajes.
    Sobre ellos se materializa la unión entre los pilares.
  • Arriostramiento.
    Los elementos estructurales que se distribuyen por cubierta y fachada para transmitir la componente horizontal de cargas.
  • Lucernario.
    Se distribuyen sobre los planos más inclinados buscando la iluminación cenital natural.
  • Canalones.
    Para recoger las aguas provenientes de la cubierta.
  • Aislamiento térmico.
    Se evita la aparición de condensaciones en el interior del edificio.
  • Falso techo.
    Paramentos formados por placas y suspendidos en la cubierta.

 

Además, otro de los factores a sopesar con cualquiera de tus proyectos de instalación, es el propio tipo de cubierta.

  • Cubiertas auto-portantes.
    Son un tipo de cubiertas fabricadas a medida para cada proyecto. Se pueden dividir en rectas y curvas:

    • Cubiertas rectas o planas.
      De eje rectilíneo y que funcionan como dinteles. La rigidez viene dada por la forma ondulada y se usa para salvar luces no muy grandes.
    • Cubiertas curvas o inclinadas.
      De eje curvilíneo que incorporan un conjunto de tirantes y contra-ventamientos.
  • Cubiertas tipo sándwich.
    Se trata de cubiertas con doble placa donde el aislamiento va por dentro. Pueden servir como falso techo o para rehabilitamiento de cubiertas sin tener que desmontar las existentes. Muy usadas en construcciones de naves industriales.
  • Cubiertas espaciales.
    Módulos con formas geométricas construidas con nudos y barras de acero. Son de gran ligereza.
  • Cubierta simple.
    Las realizadas basándose en chapa metálica para cubrir edificios industriales, de agricultura,… incluso en viviendas.
  • Cubiertas tipo Deck.
    Compuestas por un soporte base, un aislamiento térmico y la impermeabilización o protección pesada. Tienen una gran capacidad de carga y sobre carga. Las cubiertas técnicas soportan tanto al personal de paso como los equipamientos (aire acondicionado, ventilación,…).
  • Cubiertas telescópicas.
    Formadas por piezas longitudinalmente sucesivas que pueden recogerse encajando la anterior. Se usa principalmente para la climatización de piscinas.

Tipos de daños en la cubierta.

Hay diversos factores a tener en cuenta para que una cubierta se mantenga en unas condiciones óptimas. Realizar un buen mantenimiento de la cubierta, y tener los equipos adecuados para este tipo de instalaciones, es fundamental para que la durabilidad de nuestra instalación sea lo más larga posible.

Atender aspectos como la presión ejercida en la membrana del tejado, la distribución óptima de la carga, la reducción de pesos muertos o la resistencia al viento de las soluciones de fijación nos evitará posibles daños a lo largo del tiempo como penetraciones, destruir la capa de aislamiento o la propia estabilidad de la cubierta.

Si en una cubierta realizamos la instalación adecuada, nos aseguramos una mayor durabilidad de la misma y una reducción de los posibles costes de mantenimiento o reparación.

 

Posibles soluciones

Tener los equipos adecuados para este tipo de instalaciones es fundamental para que la durabilidad de la cubierta sea lo más larga posible.

En este apartado nos centramos en las soluciones que te puedan ayudar en tus instalaciones en cubiertas o azoteas.

Como comentamos al inicio de este post, las cubiertas deben soportar cada vez más equipos de clima, sistemas de ventilación,… Te ofrecemos una serie de recomendaciones prácticas para que las tengas en cuenta en el momento de elegir tu sistema de soportación a instalar:

  1. Los soportes deben ser duraderos.
    Además de elegir estructuras sólidas que perduren en el tiempo, también debemos utilizar materiales resistentes a la corrosión u a otros factores para que nuestra instalación tenga una larga durabilidad.
  2. Las fijaciones deben mantener la membrana de la cubierta intacta.
    Existen sistemas en el mercado que nos proporcionan una fijación respetuosa con la membrana por mucho peso que tengan que soportar, de manera que evitamos los posibles riesgos de fuga.
  3. Elige sistemas que te ahorren tiempo de instalación.
    Los costes de mano de obra pueden resultar muy elevados si no sabemos elegir un sistema de soportación que sea fácil de instalar.
  4. Busca sistemas versátiles.
    Si tienes que instalar un carril de servicio asegúrate que sean ajustables. Se pueden instalar en prácticamente cualquier tipo de techo pero tienen que ser adaptables.
  5. Que sean resistentes al viento.
    En cualquier diseño o proyecto para un trabajo en altura el viento debe estar contemplado el viento por la resistencia que ofrece en los sistemas instalados.
  6. Que cumplan con toda la normativa y las regulaciones.
    Como instalador no hace falta que te digamos esto pero, asegúrate de que los sistemas a instalar cumplan con toda la normativa legal y las regulaciones de seguridad. ¡Cualquier día nos puede sorprender una inspección!


Evita daños en la cubierta: Walraven.

Como distribuidores oficiales de la marca Walraven, en Daunis obtendrás todas las soluciones de soportación para cubiertas y azoteas que tu instalación necesita. Como bien dice nuestro fabricante, soluciones versátiles, no penetrantes y duraderas. Las posibilidades son infinitas.

A continuación te mostramos un vídeo demostrativo de la propia marca.

Como has podido ver en el vídeo, las soluciones de suportación para cubiertas son muchas. Ofrecemos todo tipo de soporte de ingeniería y soluciones para cubiertas;

  • Plataformas y carriles de servicio. Pasos a nivel para el personal y escaleras a medida para cualquier tipo de acceso, no invasivos y con una alta resistencia a la corrosión.
  • Pasarelas de mantenimiento. Adaptables y no penetrantes. Fáciles de transitar.
  • Soportación de cargas pesadas. Con rotación de 360º para más precisión, ajustables en inclinaciones de hasta 7º en cubierta y con anti-vibratorio.
  • Soportación de conductos. Con alfombras anti-deslizantes y anti-vibratoria.
  • Soportación de sistema de cables. De instalación y nivelación fáciles.
  • Soportación de tuberías. De cualquier tipo y tamaño con fijación de carril, abrazaderas y recubrimiento.
  • Soportación de equipos. Para todo tipo de conductores y a cualquier altura.
  • Carriles de fijación modular.

 

En el post creado por Walraven sobre ‘Cómo prevenir daños en la cubierta’ nos indican dos de las necesidades más demandadas:

  • Construcción de pasarelas en cubierta.
    La estructura de aislamiento no debe estar sobrecargada o comprimida más de lo tolerable. La capa exterior impermeable no debe agrietarse para evitar daños en la cubierta.
  • Unidades de clima y su suportación.
    Es necesario un control de las cargas pesadas para el tejado y preservar la integridad de la estructura.
Publicado el Categorías Instaladores
Utilizamos cookies para personalizar tu experiencia. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información.